La mayoría de los estados requieren que los profesionales de ventas de bienes raíces cuenten con la licencia del estado, de modo que puedan controlar los requisitos de educación y experiencia y tengan una autoridad central para resolver los problemas de los consumidores. La terminología utilizada para identificar a los profesionales de bienes raíces varía un poco de un estado a otro. Generalmente, se requiere que los corredores tengan más educación y experiencia que los vendedores o agentes de bienes raíces. La persona con la que normalmente trata es un agente de bienes raíces o un vendedor. El vendedor tiene licencia del estado, pero debe trabajar para un corredor. Todos los listados se colocan a nombre del corredor, no del vendedor. Un corredor puede tratar directamente con compradores y vendedores de casas, o puede tener un personal de vendedores o agentes trabajando para él o ella.